Últimos temas
» Ezequiel Carrera (OF)
Jue Dic 14, 2017 3:38 pm por DestructorLuna

» Roster Semanal
Jue Dic 14, 2017 2:40 am por TIGRESIBERIANO

» Renato Núñez
Miér Dic 13, 2017 5:06 pm por beatletigre

» Víctor Moreno regresa a Tigres como coach de pitcheo
Mar Dic 12, 2017 12:40 pm por beatletigre

» José Vargas (OF)
Mar Dic 12, 2017 10:33 am por tiotigre

» Luis Villegas (C)
Mar Dic 12, 2017 10:31 am por tiotigre

» Noticias al Día 2017-2018
Lun Dic 11, 2017 4:13 pm por tiotigre

» Narradores que han pasado por el Circuito Radial Tigres de Aragua
Sáb Dic 09, 2017 4:14 pm por tiotigre

» Jesús Valdez se negó a someterse a un examen antidopaje sorpresa
Vie Dic 08, 2017 2:55 pm por beatletigre

» Danny Ortiz (OF)
Vie Dic 08, 2017 4:41 am por TIGRESIBERIANO

» Willson Contreras ganó el derby de jonrones 2017
Jue Dic 07, 2017 7:37 pm por tiotigre

» Guillermo Moscoso (P)
Jue Dic 07, 2017 6:33 pm por tiotigre

» Alberto Callaspo (IF)
Jue Dic 07, 2017 5:23 pm por beatletigre

» Engelb Vielma (IF)
Jue Dic 07, 2017 2:16 pm por DestructorLuna

» Bateo 2017-2018
Jue Dic 07, 2017 9:45 am por el_sabroso

Tendencias Marzo
1#extraoficial
2#lvbp
3#tiburones
4#tigres

Descubrir : #ForoTigrero | #Forohttps


AL DIA

Ir al Archivo
¿Quién está en línea?
En total hay 31 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 27 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

beatletigre, Insociable, LUIS RODRIGUEZ CACARA, Tigregerar

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 226 el Miér Oct 07, 2015 6:26 pm.
Ultimos Beisbolistas Conectados
Anuncios Clasificados

    No hay anuncios disponibles.

    Foros LVBP






    Claves de una incómoda temporada

    Responder al tema

    Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

    13012017

    Mensaje 

    Claves de una incómoda temporada




    TEMA DEL AÑO
    Temporada 2016-2017




    Claves de una incómoda temporada
    Por: César A. Mortagua | Prensa FTIGRESARAGUA.COM


      Soy mañoso para vestirme de Tigre entre marzo y septiembre. Por alguna extraña razón, me siento desubicado con un jersey de Aragua cuando no hay pelota criolla. Quizás sea porque reservo tal regocijo para la temporada, o porque no quiero desgastar tan preciado tesoro.

      Como muchos fanáticos, cuando el equipo gana, saco a relucir la piel bengalí con mayor entusiasmo. Incluso cuando pierden, aún vale la pena identificarse con sus colores, pues su esfuerzo siempre será digno de reconocer. Pero cuando los Tigres realmente andan mal, prefiero dejar la indumentaria en casa.

      Ojo, no me malinterpreten, no soy mal fanático, ni me da pena que me reconozcan como tigrero cuando las vemos grises. Todo lo contrario. Pasa que si me pongo la camiseta en dichas circunstancias, la misma funciona como un recordatorio de la difícil situación que vive el conjunto, y eso resulta bastante desconcertante ante esas otras labores que cumplimos durante el día, antes de la esperanzadora voz de play ball.

      Hoy, ya formalizada la eliminación de los aragüeños, recuerdo que durante la zafra solo usé la mercancía felina en cuatro oportunidades. La primera, cuando fui al Universitario a ver ese recordado choque que perdimos ante La Guaira, después de haber estado ganando 9 a 2 en el tercer inning (por cierto, el único juego que pude presenciar este año), otras dos en días al azar, y una más cuando clasificamos a postemporada.

      No siento que haya sido yo el que desaprovechó las fechas. Más bien, considero que el desempeño de la organización, en muchos aspectos, fue decepcionante. Esa motivación extra de saberse campeón vigente, se fue cayendo con la incómoda temporada que vivimos hasta el miércoles.

      Esta no es una crítica a la directiva, que a pesar de sus decisiones sorpresivas, sabemos que trabajan para ganar. Más bien, es una reflexión de las claves que desencadenaron la pronta despedida del equipo, y que se deberían tomar en cuenta para la próxima y lejana zafra.

    Los uniformes

      Ya que expuse mi maña de los uniformes, comienzo con ellos. Si bien, este departamento no influyó en la eliminación, es importante destacarlo. Para ser los campeones defensores, resultó un tanto mediocre que sólo se contara con dos modelos regulares. Ya de por sí, el rojo y el camuflado no agradan a todos (a mí no me disgustan), considero que se debió añadir al menos uno más, sin contar el que se recicló para el día de la lucha contra el cáncer de mama.

      La mayoría de la comunidad tigrera pide a gritos el regreso del uniforme azul tradicional con el que tantos éxitos obtuvieron. Eso no implica la eliminación o rediseño de los que ya están, pero sería pertinente la inclusión de una indumentaria azul de visitante y otra blanca para la casa. Además de esto, los que vivimos fuera de Maracay agradeceríamos enormemente que se facilite algún medio para la compra de la mercancía oficial. Dos buenas propuestas serían rehabilitar la Boutique Móvil o surtir a La Tienda Del Fanático, como hacen los demás equipos.

    Cambios y súper egos

      Definitivamente, nunca se sabe si un equipo gana un cambio o no hasta que al menos uno de los involucrados se uniforma. No se puede cuestionar el ojo del gran Urribarrí para reconocer peloteros de calidad, pero hace falta una revisión en la política de cambalaches para la siguiente contienda. Llegamos a un punto en el que el talento sobra pero escasea el compromiso, y eso es lo que hay que salir a buscar al mercado.

      Siempre digo que hay un tipo de pelotero en específico que todo equipo debe tener. El prototipo perfecto para esta liga es aquel jugador sin restricciones, rendidor y comprometido. En la dinastía teníamos muchos, pero ahora los contamos con una sola mano. Jugadores como José Castillo, Alex Romero, Mario Lisson, Niuman Romero o René Reyes son los que ganan campeonatos acá y valen más que cualquier grandeliga. Esto no quiere decir que haya que llenarse de veteranos o peloteros de Italia o México, pero hay que conseguir un equilibro.

      Este año, los cambios que se efectuaron durante la temporada muerta no rindieron los frutos que se esperaban. Ezequiel Carrera (quién llegó de Magallanes por Josmil Pinto) jugó más de lo previsto en MLB y a esto se le sumó la lamentable desaparición física de su padre. Mantiene su deuda y tiene chance de saldarla, no hay razón para juzgarlo todavía. Ahora, los platos fuertes del cambio 5 x 3 (Solarte, Torreyes, Ortega, Rodríguez y Gudiño por Torres, González y Alastre) con el Zulia fueron un total fiasco. Un Alex Torres súper descontrolado y un Marwin González que vino para la foto.

      El lanzador puede retomar su forma y dar buenas actuaciones en la lomita, pero al de los Astros difícilmente lo volvamos a ver por acá, sobre todo si Bailey se mantiene. Es una verdadera lástima que se desperdicie la ficha de una pieza tan completa como Marwin. Muchos ya piden su salida, pero ningún equipo dará lomito por él, a menos que otra vez nos embarquemos en una transacción como esa y se repita la historia.

      Este tipo de súper egos atentaron contra la armonía del dogout y eso no debería volver a ocurrir. Tener problemáticos en demasía es muy peligroso para un equipo que consiguió un título con base en la unión y compañerismo de sus peloteros. No es justo que lo que consiguió un Hernán Pérez con su liderazgo y perseverancia lo destruyan los malcriados.

      Todavía no se sabe con exactitud qué ocurrió con Renato, Gumersindo, Dariel o el propio Marwin, pero abandonos de esa especie son los que hay que erradicar del dogout bengalí. No es lo mismo una restricción, o un llamado a parar de última hora como el caso de Tocci, Graterol o Rondón, que una retirada por una lesión inventada o un supuesto trámite de visas. Basta de estos escándalos.

      Con respecto a los cambios durante la temporada, creo que no era necesario dar a dos pitcher por par de paracortos (Carvallo por Peñalver y Sánchez por Durán). Con uno hubiese bastado y no se debilitaba tanto el bullpen. Acertada la incorporación del careta Graterol, y en lo personal, me agradó el cambio 4 x 3 (Amaya, Ascanio, Ibarra y Madero por Machí, Moreno y Rondón) con el Magallanes. Aunque Amaya promete bastante para ser un bate importante en este circuito, y se perdió a un buen serpentinero zurdo como Ibarra, obtuvimos 3 piezas que serán importantes en un futuro inmediato. Bueno, todavía queremos saber qué pasó con Pedro Hernández…

    La siempre incierta importación

      Como de costumbre, vienen algunos importados de calidad y otros de poco rendimiento, pero en esto la directiva ha demostrado que tiene muy buen tino. David Adams, Matt Serghey, Lindsey Caughel, u Odrisamer Despaigne fueron algunos de los que no rindieron como se preveía, pero otros estuvieron muy por encima del promedio como Kevin Gadea, Raudel Lazo, Leuris Gómez, o Yadir Drake.

      Con respecto a los ya conocidos, fue una experiencia bastante agridulce. Ninguno pudo dejar el país con la satisfacción neta del fanático. Armando Rivero, se fue lesionado; Marcus Walden, se ausentó por su firma con Boston; Austin Bibens, no volvió por un desacuerdo salarial y Dariel Alvarez, quizás el caso más doloroso, se retiró por problemas con el estratega. Cuesta asimilar que no se pueda contar con ellos como opción segura para el año próximo. Esperemos que la balanza de la importación se vuelva a inclinar a nuestro favor.

    De Eddie a Buddy

      Quizás la mejor decisión de la temporada fue dejarle el mando a Buddy Bailey. Eduardo Pérez goza del respeto y la admiración de la ciudad jardín, pero este año dejó mucho que desear. Su principal debilidad fue el manejo del picheo, y por tal razón se perdieron demasiados juegos. Se cambió el exceso de confianza por la disciplina y eso trajo la clasificación, pero no veo descabellado que en un futuro, el zuliano vuelva con Tigres.

      El ahora es lo que cuenta, y Bailey fue quien cogió el equipo e hizo lo que pudo para llegar lejos. Otra vez no se equivocó en la escogencia de refuerzos, para lo que siempre ha sido especialista. Es, hoy por hoy, la opción más fuerte a ser el manager a largo plazo, aunque se puede esperar cualquier cosa.

    El bochorno de los Alex

      Fue este el tema más sensible y complicado de la edición. La firma de Alex Cabrera y la exclusión de Alex Núñez fueron importantísimas en la debacle felina, mucho más de lo que parece. El primer caso, consistió en la adición de un pelotero envuelto en llamas sofocantes de polémica. Su firma fue una decisión tomada con desespero ante los malos resultados que en ese entonces sufría el equipo, pero fue peor la cura que la enfermedad.

      Mi intención no es criticar al Samurái, quien a pesar de su carácter y sus acciones bochornosas, es un pelotero valioso y trabajador (dicho por quienes han jugado con él). Sin embargo, su presencia en el dogout generó presión extra en el resto de sus compañeros y provocó muchos malos resultados, principalmente en noviembre. Todos esos compromisos que se jugaron bajo protesta fueron perdidos, no creo que haya sido mera casualidad.

      La intención de Cabrera no era sabotear, sino contribuir y conseguir una nueva oportunidad, pero lo mejor era no seguir insistiendo en su inclusión, menos si aún no había cumplido con los exámenes protocolares impuestos por la LVBP. Era lo mínimo que podía hacer si de verdad quería ayudar.

     Por otro lado, la otra raya del tigre fue la denuncia pública que hizo Alex Núñez, un pelotero emblemático para la franquicia que fue bajado a la paralela sin explicación. Él mismo lo dijo, el problema no fue que lo asignaran a la liga de desarrollo, sino que fue olvidado y nunca recibió explicación del porqué. Más allá de sus números y sus capacidades, Núñez vale por su liderazgo, oportunismo y profundo conocimiento del juego. Jamás debió haber sido tratado de esa forma y es casi imposible que eso no haya influido psicológicamente en los demás jugadores.

      Sería bastante extraño ver al mejor bateador emergente de la liga con otro uniforme. Esperemos que ese tema se solucione y podamos verlo nuevamente la próxima temporada con su “4” característico.

    Gratas sorpresas

      No todo fue malo, y eso es obvio. Muchas sorpresas agradables surgieron esta temporada y eso será importante para el futuro. De éstas hay que resaltar como tarea obligatoria a Carlos Tocci, un impecable jugador que estuvo a punto de cambiar las rayas por la melena, fue sin duda el mejor hallazgo de la zafra; Hernán Pérez volvió a demostrar que es el líder del conjunto y que tan sólo su presencia puede contagiar de energía a los demás; Ramón Flores, un jugador comprometido que batalló de principio a fin; y los eternos del cuerpo de picheo, Yohan Pino y Wilfredo Ledezma, dieron un excelente espectáculo desde el morrito.

      En ellos reposan las esperanzas de todos los Tigreros que quieren volver a disfrutar de un campeonato. Esos caballos, en conjunto con la camada de novatos prometedores como Alejandro Chacín, Jesús Alastre, Luis Villegas o Miguel Méndez, serán quienes nos devuelvan la satisfacción de ver un equipo aguerrido y competitivo.

      Es indispensable que se tomen todos estos intentos fallidos como factores de aprendizaje y que pronto veamos mejoras en todos los aspectos (las benditas gradas). Gracias a todos aquellos que de corazón dieron todo lo posible por alcanzar la meta y contribuir desde cualquier ámbito. Entre los jugadores, cuerpo técnico, dirigentes, equipo de prensa, el circuitico y los fanáticos conformamos la familia del mejor equipo de Venezuela.

    Hasta la 2017/2018…
    Licencia Creative Commons
    Foro Tigres de Aragua b.b.c.
    por Cesar2x4
    avatar
    Cesar2x4
    Prensa
    Prensa

    Medallas

    Tigres
    Mensajes : 746
    Hits : 1316
    Inscripción : 14/09/2014

    Volver arriba Ir abajo

    Compartir este artículo en : diggdeliciousredditstumbleuponslashdotyahoogooglelive

     
    Permisos de este foro:
    Puedes responder a temas en este foro.